Estoy

Conectado con la cultura

Síguenos en las redes sociales

Museo Chileno de Arte Precolombino, el corazón de América.

Museo Chileno de Arte Precolombino, el corazón de América.

Entrada liberada al Museo el primer domingo de cada mes.

El arte toca el corazón de las personas. Con estas palabras, el fundador del Museo Chileno de Arte Precolombino, Sergio Larraín García-Moreno, imaginó un museo vivo, abierto y diverso. Un espacio que integra y escucha, una América sin fronteras reflejada en cada una de las diez mil piezas de nuestra colección, que representan a más de cincuenta culturas arqueológicas precolombinas.

Luego de dos años consecutivos de cifras históricas de público, quisimos ir más allá. Con el objetivo de incentivar la asistencia del público local, eliminando una de las barreras que les impedían conocer nuestro museo, decidimos crear un nuevo tarifario para chilenas, chilenos y extranjeros residentes, rebajando la entrada general de $4.500 a $1.000 y de $2.000 a $500 para estudiantes.

A esto se suman todas las instancias gratuitas que la institución ya otorga: entrada y visitas mediadas a estudiantes de enseñanza básica y media junto a sus profesores, entrada liberada a menores de 10 años, entrada liberada a quienes pertenecen a uno de los nueve pueblos originarios reconocidos por el Estado, entrada liberada a socios del Club Barrio Santiago, entrada liberada para trabajadores de museos públicos y privados, entrada liberada a la Sala ZIM de la Fundación Mustakis, entrada liberada al Museo el primer domingo de cada mes; además de las actividades de extensión: charlas, encuentros especiales y ciclos de cine.

“Teníamos una deuda con el público chileno. Anteriormente, para una familia era muy caro visitarnos. Esa fue la principal razón por la que elaboramos un nuevo tarifario, lo que ha dado muy buenos resultados: está viniendo muchísimo más público local y esperamos que con el tiempo esto vaya aumentando. En esta nueva etapa, soñamos con un público chileno y migrante mucho más masivo, pudiendo incluso duplicar a los turistas extranjeros. Debemos hacer todo lo posible para conectar a las personas con las raíces de Chile y América, porque esa es nuestra misión”, expresa Carlos Aldunate, director del Museo Precolombino.

Los resultados preliminares son asombrosos. Durante los primeros dos meses de marcha blanca, el público que ingresó al Museo incrementó en un 30%. Pero al mirar detalladamente esta cifra obtenemos que, en el mismo periodo, el público nacional y extranjeros residentes en Chile aumentó en un 85%.

Chile, Santiago y el Museo Precolombino albergan la raíz, riqueza y diversidad de nuestra historia. Los invitamos a redescubrir esta geografía sin límites donde todas y todos son bienvenidos.