Estoy

Conectado con la cultura

lunes 15 de octubre 2018

Síguenos en las redes sociales
Centro Cultural Palacio La Moneda

Geomática Visual - 36º82’6846”S / 73º04’9433”O

Hasta el 2 de Diciembre

Geomática Visual - 36º82’6846”S / 73º04’9433”O

Fotógrafos del Biobío en Galería Fotografía Chilena.

Exposición seleccionada en la convocatoria 2017 de la Galería Fotografía Chilena, proyecto conjunto entre el Centro Cultral la Moneda y el Área de Fotografía del Ministerio de las Cultura, las Artes y el Patrimonio.

Coordenadas en expansión o la reconsideración de los límites

La distinción entre naturaleza y ciudad se inicia una vez conformados los primeros asentamientos humanos en las aldeas, poblados y villorrios, estableciendo por primera vez la noción de afuera y adentro, cuestión que se ha hecho parte de nuestro inconsciente social, evocando cada cierto tiempo aquella ruptura original, visión nostálgica y a veces melancólica con distintos ribetes y consecuencias. Muchos de los movimientos ecologistas más beligerantes anhelan regresar a condiciones primordiales, restableciendo el vínculo con lo natural, otros en cambio, con visiones más suntuarias y futuristas, han comenzado a comprar bastos terrenos como reservas ecológicas, pero no sabemos a ciencia cierta su destino. Problemáticas ambientales que tampoco son ajenas al arte, distintas manifestaciones visuales y trabajos específicos, sobre todo a partir de los años ’60, se han preocupado de plantear la difícil relación entre el hombre y la naturaleza.

En la actualidad cada vez más se percibe la creciente oposición entre lo natural y lo urbano. La ciudad establece coordenadas y delimitaciones, definiendo un entorno y un contorno que está en constante conflicto, acentuando aún más la distinción entre el afuera y el adentro. Estas nuevas divisorias amplían los límites pero también sus limitaciones. ¿Dónde comienza lo natural y donde termina la ciudad? Al evolucionar, las ciudades inexorablemente modifican y alteran todo aquello que los rodea, pero la pregunta es ¿quién está detrás de estas decisiones?, ¿obedecen a una ordenación consciente y planificada, distinguiendo lo recomendable, de lo eficiente, productivo o sustentable o sólo están sujetos a las diatribas de la especulación inmobiliaria, los intereses de la industria y el transporte? ¿cómo saberlo?, una forma de comenzar es indagar por nuestra propia cuenta.

Sin sospecharlo el terremoto del 27 de febrero del 2010 y posterior tsunami permitió comenzar a responder algunas interrogantes, acontecimiento que provocó un cambio radical tanto en la forma de mirar la ciudad y como en la estrategias de observación de los propios artistas y de paso alterando definitivamente la bitácora de las artes visuales penquistas. Un grupo de artistas salió a las zonas dañadas y comenzó a documentar el evento, esto determinó que una generación de creadores visuales ya no mirara exclusivamente el arte desde sus predominantes estéticas, representando la realidad, sino haciéndose parte de ella, desde ese momento la ciudad y toda problemática urbana pasó a ser también un asunto del arte.

El presente proyecto expositivo recoge esa inquietud, abordando la ciudad desde diferentes tópicos de referencia, ejes temáticos que se han vuelto habituales y recurrentes como el concepto de lugar, emplazamiento, linde y paisaje.  Descripciones muchas veces visibles a simple vista, en otras, simplemente ocultas en la periferia, alejadas de cualquier control o seguimiento. La resultante, un paisaje en constante transformación provocando cambios en la forma de habitar y convivir, transformado en ese transcurso la vida de las personas.

Paisaje
El paisaje no es prerrogativa exclusiva de las artes visuales, expandiéndose a otras disciplinas como la arquitectura, el urbanismo y el paisajismo, aunque si ha tenido una larga historia en este ámbito sobre todo a partir de la reforma protestante en los países nórdicos a fines del siglo XVII, después con él romanticismo y principalmente con el Land Art, el minimal art y earthworks durante los años ´60. Desde hace algún tiempo Fernando Melo establece un cierto diálogo con ese tipo de tradición, pero a través de la fotografía, su actual propuesta es salir y volver a mirar nuestro entorno, reconocer allí, en la extrañeza del lugar, un atisbo de aquella naturaleza indómita que alguna vez prevaleció en nuestro horizonte cercano.  Los parajes naturales y el rincón rural reaparecen bajo la luz artificial, acentuando la experiencia del paisaje nocturno, una forma de volver a reconocer nuestro ambiente natural.

Emplazamiento
Los territorios establecen hitos, construyen fortalezas, y en ese transcurso ocupan e intervienen el paisaje; proceso de desplazamiento, ocupación y disposición que van transformando el lugar, develando una nueva topografía, con otros cortes y accidentes geológicos, pero esta vez provocados por la voluntad humana.  La aglomeración de basura, el tratamiento de terrenos, el drenaje, la excavación de zanjas, canales y alcantarillas van conformando montículos, junto a promontorios de arena o materiales de desecho, extensión que conforma una panorámica rudimentaria y agreste, en la mayoría de los casos contaminada, devastando amplias zonas y dejándolas finalmente a su suerte. Como plantea Sady Mora son situaciones de borde, que ocurren en los límites de la periferia, zonas desérticas lejanas de cualquier habitar razonable.  Espacios de transición y conflicto que reflejan la difícil relación entre lo urbano, rural y natural.

Lugar
Lo urbano acontece en un tiempo determinado y en ese transcurso existen historias, narraciones que hablan de un territorio. Al principio tierras remotas y apartadas con una flora indómita casi inexplorada, después le siguen los primeros asentamientos, pequeños poblados aislados donde una que otra casa se avista en el horizonte inmediato. Jorge Pasmiño indaga sobre esos orígenes y establece un correlato con imágenes actuales, ilustrando los procesos de cambio y alteración de la geografía originaria y el asentamiento fundacional, registrando las modificaciones que ha sufrido ese espacio territorial.

Ver el presente en el pasado permite comprender el proceso de evolución de las grandes ciudades, reconocer las actividades sociales, las costumbres y faenas habituales en contraste con una modernidad precipitada sin miramientos y resquemores. El lugar se refiere generalmente a una localidad, contiene una memoria activa que habla y señala, recopilar esos antecedentes es un ejercicio documental que permite reescribe la historia desde los lugares.

Linde
La ciudad en su continuo crecimiento y expansión, va generando una trama, estableciendo límites de inclusión o exclusión, proceso donde integra lo que se adapta y rechaza lo que se resiste, ese estado de fricción, dependiendo de quién gane la disputa, va a conformar un nuevo tipo de frontera. A veces el entorno natural se encarga de hacer inviable cualquier intervención, pero mayoría de las veces, es la expansión de los barrios habitacionales e industriales los que van estableciendo los ejes y desvíos, zonas autosuficientes y resueltas dispuestas arrasar con todo a su paso. Expansión frecuentemente irracional fomentada por la falta de planificación, regulación y control.

Carlos Avello expone este tipo de situaciones, con vista aéreas que posibilitan la observación a distancia, dejando en evidencia los nuevos límites de la urbe; la demarcación de un territorio agreste y en disputa, evidenciando zonas en conflicto, áreas colindantes en constante fricción con situaciones de cierre y negación. Basurales, cementerios, pantanos, sitios eriazos, plantas industriales en el borde de la periferia señalan la ocupación de nuevos sitios que a su vez se convierten en la plataforma de otro tipo de expansión urbana.

Exposición 36º82’6846”S / 73º04’9433”O – Geomática Visual.
Lugar: Galería Fotografía Chilena del Centro Cultural La Moneda.
Dirección: Nivel -3, Centro Cultural La Moneda, Santiago.
Fecha: 25 de agosto al 2 de diciembre. Lunes a domingo | 9:00 a 19:30 horas

Artistas:
Fernando Melo
Sady Mora
Jorge Pasmiño
Carlos Avello

Curador:
Patricio M. Zárate

Gratis todos los días.

Horario

FECHA
HORA
PRECIO
 
Sábado 25 Agosto
09:00
Entrada liberada
Domingo 02 Diciembre
09:00
Entrada liberada
Centro Cultural Palacio La Moneda
Dirección: Plaza de la Ciudadanía 26, Santiago, Chile
Teléfono: (+56 2) 2 355 65 00
Web: http://www.ccplm.cl/sitio/