Estoy

Conectado con la cultura

lunes 18 de diciembre 2017

Síguenos en las redes sociales
Centro de Extensión U. Católica

Inmaculada: Tota Pulchra y Reina en el arte surandino

Hasta el 26 de Enero del 2018

Inmaculada: Tota Pulchra y Reina en el arte surandino

 Valiosas pinturas de la Inmaculada Concepción.

“Inmaculada, Tota Pulchra y reina en el arte virreinal surandino” es una selección de piezas de la colección Joaquín Gandarillas Infante. Quince pinturas que en su mayoría fueron hechas por artistas de la época del Virreinato Peruano y que se exponen, con entrada liberada, en el Centro de Extensión UC, ubicado en Alameda 340, hasta el 26 de enero de 2018.

“Con la iconografía inmaculista, la Iglesia universal y americana se ha propuesto recuperar en María a través de la pintura -y de todas las artes- a la figura femenina; a la criatura prístina del Paraíso antes de la tentación y la caída, en superación del desprestigio de la mujer como compañera de Adán, y en él de todos los hombres. María la Nueva Eva, pura y fuerte desde su misma concepción”, destacó Isabel Cruz de Amenábar, historiadora UC y doctora en Historia del Arte en la Universidad de Navarra, quien además es curadora de esta colección.

Cada una de las obras que componen la muestra están llenas de elementos simbólicos con alto contenido teológico enfocados en la percepción de la Inmaculada, desde lo cósmico, la naturaleza y la cultura. Además, muchas de las obras presentan a una Virgen María con cabellos largos y sueltos, joyas, bellos vestidos y mantos con hilos de oro, esto “como una evocación a lo femenino y a la belleza desde la fe”, explicó el presbítero Juan Francisco Pinilla, profesor asociado de la Facultad de Teología UC.

Metáforas inmaculistas

“Es la belleza actuando como mediación de una belleza sobrenatural. Recibimos así el impacto directo de la fuerza simbólica con toda su carga afectiva, evocadora y transfiguradora”, comentó Pinilla, quien es el director del Centro UC de Estudios Interdisciplinarios en Edith Stein.

Una de las obras con más carga simbólica teológica es la de la “Inmaculada Concepción con San Francisco de Asís y Santo Domingo de Guzmán”, de Gaspar Miguel de Berrío, del segundo tercio del siglo XVIII. En un trabajo en óleo y brocateado de pan de oro sobre tela, muestra en las esquinas inferiores a dos órdenes: la de San Francisco de Asís y la de Santo Domingo de Guzmán, de rodillas y en actitud de adoración a la Virgen. Ambos son representantes de corrientes divididas por largos siglos acerca del tema inmaculista de María, exenta de pecado original. En el cuadro, los dos aceptan la doctrina común.

Las imágenes de la Inmaculada Tota Pulchra pueden ser miradas y contempladas de muchas maneras, permitiendo a los asistentes tener su propio encuentro personal con María. “Entre todas estas obras de arte, hay que reconocer una gran libertad dentro de los cánones estéticos de la representación. Sobre todo, en aquellas que miran directamente al espectador, interpelándonos desde la mirada”, agregó Pinilla.

Desde el 29 de agosto del 2017 hasta el 26 de enero del 2018.
Lunes a sábado de 10:00 a 20:00 hrs.
Centro de Extensión, Sala Joaquín Gandarillas Infante.
Entrada liberada. Visitas guiadas, inscripciones: apedemonte@uc.cl  o al 22354 6598