Estoy

Conectado con la cultura

martes 20 de noviembre 2018

Síguenos en las redes sociales
Museo Violeta Parra

Puras cuecas

15 de Septiembre

Puras cuecas

“Puras cuecas” Isabel Parra y Tita Parra en vivo.

“Cueca del balance”, “Un viejo me pidió un beso”, “Ven acá, regalo mío”, “Cueca de los picaos” y “Los pueblos americanos” son algunas de las canciones registradas en el disco “Puras cuecas”. Isabel Parra y Tita Parra realizarán un repaso por estas composiciones para celebrar las fiestas patrias.

“La cueca es la danza nacional de Chile. Sus orígenes recónditos e inciertos de épocas remotas, evoca danzas medievales o árabes, africanas, europeas, pero lo cierto es que en Chile tradicionalmente se toca y se canta para celebrar la fiesta, con alegría y mucha animación, al son de la guitarra como instrumento principal. La cueca se baila –cortejo, seducción, elegancia, zapateo, giros, pañuelo al viento- palmas y animación del público, ritmo endemoniado y canto furibundo, o a veces es cueca chora, divertida o melancólica, urbana, rural, campesina, femenina.

En menos de dos minutos sintetiza un tema poético dentro de una estructura perfecta de canción popular, simple y clara, propia de la cueca. Desafío para los compositores, quienes a veces dedican la vida al oficio de “cuequero” en la tradición musical chilena, o para los intérpretes, especializados en alguno de sus instrumentos según el tipo de cueca y la región, sea cantora, cantor, pianista, panderista, guitarrista, arpista, acordeonista, por nombrar algunos.

Este disco PURAS CUECAS contiene riqueza de formas  y tipos de cuecas: Cuecas campesinas, cantadas por mujeres y dúos de voces femeninas (Las hermanas Parra, o Violeta e Isabel, años 60); cuecas choras (Las gatas con permanente, El 25 de enero, de Roberto Parra).

Por esta razón, muestra una amplitud de estructuras, armonías diversas, tradicional o campesina en tono mayor, cueca larga como la Cueca del Balance (Folklore), Cueca larga de la noche (de Isabel y Violeta Parra) o con armonías e instrumentos de Jazz, de Isabel Parra interpretada con León Gieco, Piero, arreglo de Tita Parra, época de exilio, 1986; o en tono menor y/o mezclado (Malaya el amor malaya, Folklore nortino; Cuecas del libro, Violeta Parra).

La instrumentación varía desde percusiones con pandero, tormento, caja, bombo, palmas; contrabajo, piano, arpa, guitarras de nylon de afinación tradicional o guitarra traspuesta campesina con cuerdas de metal, acordeón, guitarra y charango o guitarra sola, y hasta banjo.

Las animaciones, elemento fundamental para “avivar” la cueca, son hechas aquí por Violeta, Isabel, Hilda, o voces de varios hombres animando a las cantoras, y hasta la niña Tita (Se armó la rosca dijo la mosca…!).

La presente recopilación de cuecas, abre los oídos y diversifica los caminos por donde se puede hacer cueca chilena, desde la casi cueca canción, como El desconfiado (de Isabel Parra, 1970) o cueca urbana conversada con acompañamiento de banjo (Payo Grondona).

Así defiende Violeta Parra en La cueca de los picaos, la innovación instrumental y responde a las críticas, o despierta la conciencia en Los pueblos americanos, cueca revolucionaria contra la guerra por territorios y el nacionalismo que divide a los pueblos de América 1964.

Esta colección seduce por recopilar obras de una gama exquisita de cuecas, mostrando así la riqueza sin límites y libre de parámetros que logra como forma musical de identidad chilena”.

Tita Parra
Chile, agosto de 2012

Sábado 15 de septiembre / 16:00 horas / Sala Antar
Entrada liberada previa reserva
.