Estoy

Conectado con la cultura

Síguenos en las redes sociales
Museo de la Solidaridad Salvador Allende

Yo nací chileno, yo soy chileno, moriré chileno

hasta el 6 de agosto

Yo nací chileno, yo soy chileno, moriré chileno

Al cumplirse 40 años del asesinato de Orlando Letelier junto a su asistente Ronnie Moffitt, a causa de una bomba instalada en el auto en que viajaban, el Museo de la Memoria y los Derechos Humanos inaugura una muestra denominada “Yo nací chileno, yo soy chileno, moriré chileno”.

Una serie de documentos y objetos pertenecientes a la colección del Museo y a la familia Letelier Morel, dan cuenta de la vida del ex Canciller en esta muestra. Se trata de una recopilación de fotografías, archivos audiovisuales, objetos personales, cartas, documentos judiciales y testimonios que buscan mostrar su biografía y vida como hombre público; el golpe de Estado y su prisión política; el exilio vivido y su rol en la denuncia internacional; junto al atentado y muerte. 

Entre los objetos que se exhibirán está el suéter, tazón y la bolsa de encomiendas utilizada por Letelier durante su confinamiento en Isla Dawson; el afiche del concierto de Joan Báez del 10 de septiembre de 1976 en el Madison Square Garden, New York, en el cual participó Orando Letelier como orador; y una serie de fotografías familiares.

Por el asesinato de Orlando Letelier algunos autores inmediatos, como Michael Townley, fueron enjuiciados en EEUU; en 1995 en Chile se sancionó la responsabilidad de Manuel Contreras y Pedro Espinoza, con condenas de homicidio. Esta causa fue transmitida por televisión y representó una temprana condena a altos mandos de la DINA y otros  servicios de inteligencia represivos.

Ahora en Chile, la muestra busca destacar su amplia labor como político, embajador, defensor de los derechos humanos y, sobretodo, sus valores como ser humano, agregando nuevos elementos a las colecciones del museo y ampliando la mirada a su obra y vida.

27 ABRIL AL 06 AGOSTO / MARTES A DOMINGO 10:00 A 18:00 / GALERÍA DE LA MEMORIA

Aspectos biográficos Orlando Letelier
Nació el 13 de abril de 1932 en Temuco. Fue el hijo menor de la familia integrada por sus padres Orlando Letelier Ruiz e Inés del Solar y sus hermanas Mariana y Fabiola. Realizó sus estudios secundarios Instituto Nacional, incorporándose en 1947 a 4° año de humanidades en la Escuela Militar, siendo cadete por tres años, para luego retirarse a principios de 1950. Este mismo año ingresa a la Escuela de Derecho de la Universidad de Chile. Fue delegado ante la FECH por el Grupo Estudiantil Independiente. En 1955 entró a trabajar al Departamento del Cobre, entidad pública dependiente del Banco Central de Chile. En 1961 integra el equipo de trabajo del Banco Interamericano de Desarrollo, donde se desempeñó en la División de Desarrollo Social y luego como Director de la División de Préstamos.

En enero de 1971 el Presidente Salvador Allende lo nombra Embajador Extraordinario y Plenipotenciario de Chile en Estados Unidos, correspondiéndole la delicada misión de representar las decisiones del Gobierno de Chile, en las materias derivadas del proceso de nacionalización de la gran minería del cobre, cargo que desempeña hasta el 22 de mayo de 1973. A fines de mayo de 1973 es designado sucesivamente Ministro de Estado en las carteras de Relaciones Exteriores, Interior y Defensa Nacional. En el Ministerio de Defensa se desempeñaba desde el 23 de agosto hasta el mismo 11 de septiembre, donde es apresado durante las primeras horas de la mañana.

Tras el golpe de Estado fue detenido y torturado, primero en el Regimiento de Artillería Tacna y en la Escuela Militar, luego es enviado por ocho meses al Campamento de prisioneros de Isla Dawson en Punta Arenas y más tarde al campamento de prisioneros de Ritoque en Valparaíso.  Junto a su familia partió al exilio a Venezuela y luego a Estados Unidos, donde trabajó en el Institute for Policy Studies, también desempeñó importantes labores como representante de la oposición a la dictadura, lo que le valió la pérdida de la nacionalidad chilena por medio de un decreto firmado por Pinochet.

Horario: Martes a domingo, de 10 a 18 horas.