Image default
Artes Escénicas

ADOLESCENTES REIVINDICAN LA TERNURA EN UN MUNDO VIOLENTO

En “La posibilidad de la ternura” siete adolescentes se suben a escena para exponer sus genuinas visiones sobre aquello que significa convertirse en hombres. La obra, dirigida por Marco Layera y Carolina de La Maza y recién estrenada en Europa.


Siete jóvenes de género masculino, menores de 17 años, decidirán en escena resistir al mandato cultural que les impone ser agresivos y fuertes.

Bajo la dirección Marco Layera y Carolina de La Maza, y tras el éxito de “Paisajes para no colorear” (2018), nuevamente se suben a escena un grupo de adolescentes chilenos para reflexionar sobre las violencias que el adultocentrismo impone.

¿Qué es lo que nos frena a mostrar y pedir afecto? ¿Qué pasa si no queremos cumplir con las exigencias que se nos imponen? ¿Qué nos prohíbe demostrar nuestra fragilidad? Sobre estas reflexiones se alza este montaje que comparte las experiencias y testimonios de adolescentes, centrándose en su diversidad, contradicciones y prácticas.

“Nosotres fuimos intérpretes y también creadores. El proceso significó abrirnos, conversar, empatizar con el otro, hablar de lo que nos pasa, y a partir de nuestras experiencias, fuimos conformado relatos, ficcionando e investigando. El ejercicio que hacemos es subirnos al escenario y ser nosotres, no un personaje”, comenta, Dimitri Bueno, uno de los intérpretes del montaje.

Fotografía: Fran Razeto—GAM

Los adolescentes irán abriendo sus sentimientos colectivamente para contenerse unos a otros, embarcándose en la construcción de su propia masculinidad, enfrentándose al miedo a ser marginados y abriéndose a la posibilidad de manifestarse afecto libremente.

“Abordamos cómo nos sentimos vulnerables por el simple hecho de no mostrar rudeza en situaciones donde socialmente deberíamos mostrarla, donde nos da miedo mostrarnos frágiles, porque según la sociedad eso no es normal en un niño o un hombre. Principalmente, nos cuestionamos por qué la ternura tiene que ser sinónimo de debilidad”, explica Leftraru Valdivia, uno de los intérpretes del montaje.

Fotografía: Fran Razeto—GAM

En medio de un contexto en donde la dominación del hombre no deja de imponerse mediante guerras y sistemáticas violencias, la práctica de la ternura adquiere un poder revolucionario que permite habitar otras formas de comprender la vida alejadas de la barbarie y brutalidad.

“¿Qué consecuencias hay ante una sociedad que te violenta todo el tiempo, si decides actuar desde esa pulsión? Creo que de esa forma la obra reivindica la ternura, haciéndola parte de un espacio de lucha y resistencia constante”, agrega Dimitri Bueno.

Este cruce los llevó a reflexionar sobre sus genuinas visiones sobre aquello que significa convertirse en hombres. Creo que la masculinidad se presenta en la obra como algo que se nos exige y que se convierte en algo que al final nosotros no queremos cumplir y queremos cambiar en nuestra forma de ser. En cambio, la feminidad, a pesar de que no se presente explícitamente en la obra, funciona para mí como un rayo de luz, como una esperanza que nos ayuda a ser diferentes y que también nos permite sentirnos más libres”, finaliza Efraín Chaparro.

El montaje es resultado de talleres y audiciones con adolescentes que luego devino en un proceso de creación colectiva a través de impulsos de escritura, improvisación y testimonios. La obra, una producción GAM, se estrenó en 2023, Alemania y España, y tras su temporada en Chile volverá a Europa para presentarse en Italia, Países Bajos, Portugal y Alemania.

¿Cuándo?
Desde el 4 al 21 de abril
¿Dónde?
Centro Cultural Gabriela Mistral
¿Cuánto?
$9.000.- General 
$6.750.- Estudiantes
$6.300.- Personas mayores
Más información AQUÍ

Related posts

Teatro Fundación CorpArtes: presenta una obra inspirada en Humberto Maturana

JosePablo

MARIONETAS SE TOMAN EL GAM PARA CELEBRAR LOS 14 AÑOS DE SILENCIO BLANCO

JosePablo

Radioteatro para ser danzado es la nueva apuesta de Teatro La Obra

JosePablo