Image default
Artes Escénicas

Cartas no escritas

Millaray Lobos, aplaudida actriz de la cinta “Nadie sabe que estoy aquí”, pone en escena la versión chilena de “Cartas no escritas”, proyecto del francés David Geselson.

La propuesta, que hace circular la intimidad y la humanidad, es protagonizada por Rafael Contreras, Víctor Manuel Valenzuela, Javiera Mendoza Paloma Toral y la misma Millaray.

La recreación en Chile de “Cartas no escritas” nace de una larga amistad entre la actriz chilena y Geselson, y de su deseo de vincular ambas trayectorias y sensibilidades.

Depositarias de nuestras heridas, cobardías o valentías, las cartas son una forma de escritura que existe en relación a otro/a. En “Cartas no escritas”, esa escritura interior se mutualiza aún más: surge de encuentros entre remitente y escribiente. Millaray Lobos García (“Locutorio”), destacada actriz chilena, es la encargada de crear y dirigir la versión chilena de esta propuesta, creada en 2016 por David Geselson en Francia, y que ha recorrido Estados Unidos, Bélgica y Portugal.

Rafael Contreras, Víctor Manuel Valenzuela, Javiera Mendoza Paloma Toral y la misma Millaray son los intérpretes/escribientes de esta iniciativa, que estará en cartelera en el Teatro La Memoria los días 2, 3, 4, 9 y 10 de septiembre.

“Cartas No Escritas” nace de una convocatoria abierta a personas que quisieran relatar una carta que, por alguna razón, no fueron capaces de escribir. Durante el 2020, entre confinamientos, el equipo de intérpretes/escribientes recibió, una a una, a más de treinta personas por videoconferencia en encuentros conmovedores que generaron una treintena de cartas.

Alrededor de una quincena de ellas, junto a otras del corpus francés, traducidas, serán compartidas a público en el Teatro la Memoria.  “Todas las cartas les fueron enviadas a las personas para que las validaran, o no, y para que validaran el hecho de que pudieran pasar a ser públicas”, cuenta Millaray.

“A los espacios no revelados de palabras, que llegan a ponerse en palabras, podría uno encontrarles eco con lo que ha ocurrido en el país en el último par de años, en que muchas cosas amputadas de nuestro imaginario, puestas en un espacio de tabú, de secreto, empiezan a manifestarse y a devenir en espacios de reivindicación. También está la dimensión emocional que contienen esas cartas. No debiéramos olvidar que tenemos un espacio de emociones que compartimos como seres humanos, porque en estos tiempos en Chile, y también en todas partes, se pueden venir radicalizaciones, posturas ideológicamente cerradas que pueden hacernos olvidar ese fondo de humanidad común”, señala la directora.

Entre las misivas hay muchas de filiaciones (al padre, a la madre, al hijo, a la hija), cartas de amor, cartas de duelo, y cartas para volver a un lugar, para darle a ese tiempo -que pudo haberlo cambiado todo- la posibilidad de existir.

Sobre la puesta, Millaray Lobos precisa que “vamos a estar todos en escena, ya que la idea es develar un procedimiento, una manera de hacer. Ángela Acuña estará en la música y Guillermo Ugalde en sonido y regie. Otro acento importante está en que hay una suerte de puesta en circulación de la intimidad, hay una transformación estética también porque es importante mencionar que aquí no se trata de una terapia. Hay una palabra no dicha que fue puesta en manos de alguien que escribió”.

En lo actoral el énfasis está puesto en la voz, en la capacidad que puede tener una actriz o un actor de poetizar la realidad, de darle ciertos acentos a unas cosas más que a otras. “Las atmósferas van a tener que ver con los tonos de las cartas; hay más alegres, más dramáticas, hay unas cartas tremendísimas de abyección, las hay con nostalgias…La invitación es que los imaginarios de cada quién puedan acoger y despertar esos lugares que todos compartimos y que son lo que las cartas develan, lugares de grandes tristezas, de grandes pérdidas, de amores, de esperanzas”.

Sobre Millaray Lobos:

Con estudios en la Universidad de Chile, La Sorbonne Nouvelle y el Conservatoire National d’Art Dramatique de Paris, como actriz y directora ha trabajado en importantes teatros y centros de creación europeos y chilenos, con artistas como Eric Lacascade, Galin Stoev, Jaques Nichet, Alfredo Castro, Cristián Plana o Alexandra Von Hummel, y participado en películas de corte autoral como “Medea”, “Algunas bestias” y “Nadie sabe que estoy aquí” (premiada en el Festival de Cine de Tribeca). Ha sido docente en las Universidades de Chile, católica, Andrés Bello, Mayor y en las escuelas del Théâtre National de Bretagne, el Centre Dramatique National de Normandie y el Théâtre National de Toulouse.  Vinculada en Chile al teatro la Memoria, trabaja también como dramaturga de escena y directora junto al coreógrafo Mathieu Guilhaumon y el filósofo Andrea Potesta. Ha sido directora invitada en el Festival de Dramaturgia Europea, el Teatro Municipal de Santiago, el Ballet Nacional Chileno, el Centre Dramatique National de Normandie y el Théâtre National de Toulouse entre otros.

Ficha artística:
Concepción original: David Geselson
Creación y dirección en Chile: Millaray Lobos García
Autores intérpretes: Rafael Contreras Millaray Lobos García Víctor Manuel Valenzuela Javiera Mendoza Paloma Toral
Producción: Academia Nómade, en complicidad con la Compagnie Lieux-dits, Paris.
Intérprete violoncello: Ángela Acuña
Sonido: Guillermo Ugalde

Coordenadas
Teatro La Memoria
2, 3, 4, 9 y 10 de septiembre 19:00 hora
Paga lo que puedas: $3.000 / $5.000 / $10.000
Edad recomendada + 14 años

Related posts

La Torre

David Correa

Xibalba

David Correa

Los mejores panoramas familiares en estas vacaciones de invierno están en la plataforma online del Teatro Municipal de Las Condes, TMLCdigital.

David Correa