Image default
Exposiciones

El tercer paisaje

A partir del jueves 17 de octubre a las 19:00 h, se presenta la exposición El tercer paisaje. La muestra reúne a artistas de Chile, Francia y Noruega para reflexionar sobre la frontera imaginaria entre naturaleza y cultura, y reconocer la potencia de la vida silvestre, entre balance e inestabilidad.

Esta muestra se realiza en el marco de la 14 Bienal de Artes Mediales (BAM), El cuarto mundo. Expandida por una red de 20 espacios culturales de Santiago, estos lugares se abren al cruce entre artes, ciencias y naturaleza para explorar la crisis socioambiental y pensar alternativas.

Inspirada en los principios del Manifiesto del tercer paisaje, propuestos por el filósofo y jardinero Gilles Clément, esta exposición propone orientar la mirada hacia los terrenos eriazos, reservas espontáneas de biodiversidad, en las que el aire, el suelo, el agua y las especies que las pueblan, diseñan un ecosistema que prescinde de autor.

Gilles Clément (Francia, 1943) es ingeniero hortícola de formación, profesor en la Escuela Nacional Superior de Paisajismo de Versalles y creador de los conceptos jardín planetario y jardín en movimiento. Basados en la observación de la diversidad, el mestizaje y la interrelación que existe entre todos los seres vivos a lo largo del planeta, Clément busca restituir la labor del ser humano dentro del ciclo de la naturaleza.

Etienne de France (fr), Josefina Guilisasti (cl), Claudia González (cl), Nicole L’Huillier (cl), Sergio Larrain (cl), Denisse Lira (cl), Sebastián Preece (cl), Jorge Tacla (cl), Maia Urstad (no), despliegan sus obras en salas individuales, generando instalaciones inmersivas y un campo profundo de referencias. Miguel Georgieff (fr) y Agencia de Borde (cl) intervienen la ciudad y el espacio del MNBA provocando lecturas reflexivas sobre los paisajes antropizados.

Se integran a esta exposición piezas de la Colección MNBA, explorando la extensión de las metáforas de la naturaleza en diversos estilos, materias y temporalidades. La selección contempla obras de Adolfo Couve, Natalia Babarovic, Voluspa Jarpa, Enrique Zamudio, Pedro Lira, Manuel Gallinato, Pablo Burchard, Juan Francisco González, Israel Roa, Gracia Barrios, Julio Escamez, Sergio Montecinos, Luis Rojas Quijada, Juan Downey, Jorge Glusberg, Juan Navarro Baldeweg, Roberto Matta y Wilma Hannig.

El conjunto de obras y acciones de El tercer Paisaje se propone como un panorama desde el cual revelar las perturbaciones de la naturaleza, no como una advertencia pesimista o denuncia paralizante, sino como la experiencia estética de lo impostergable.

“El Museo Nacional de Bellas Artes participa con entusiasmo en la Bienal de Artes Mediales. Ella permite un diálogo entre el patrimonio artístico que guardamos y la producción contemporánea. Contribuimos así a un proyecto que no sólo pone el arte en la ciudad, sino que lo vincula con temáticas relevantes de la sociedad actual”, declara Fernando Pérez, director MNBA.

“La curatoría general de la Bienal, El cuarto mundo, está inspirada tanto en la escultura de Carlos Ortúzar-recuperada gracias al apoyo de la maestranza JEMO- como en la advertencia señalada hace más de 40 años, donde se denunciaba la saturación de los recursos y los límites del crecimiento”, explica Enrique Rivera, director de la Bienal. “Esta advertencia encuentra en la Bienal un espacio no sólo de reflexión y contemplación, sino también una serie de acciones concretas para transformar un destino que se traza colectivamente”, añade.

“El tercer paisaje es una oportunidad para reflexionar en torno a la crisis socioambiental desde la acción cotidiana y la escala contenida del jardín”, señala Catalina Valdés, parte del equipo curatorial. “Esta noción continua, que tomamos del manifiesto del Gilles Clément, inspira a una reconciliación ética y libertaria con la naturaleza, en la que no hay sometimiento de una especie por otra ni gobierna un diseño predeterminado, como lo han hecho los patrones del crecimiento y de la evolución lineal hasta aquí. En esta exposición los artistas aluden al desborde, la desaparición y el dolor, al mismo tiempo que reconocen las facultades del asilvestramiento, invocando incluso un retorno a lo salvaje”.

La curatoría de El cuarto mundo se complementa con los Jardines Editoriales, espacios de interacción con los visitantes destinados a la autoedición mediante bitácoras, como un dispositivo de apropiación de los contenidos de cada muestra de la Bienal.

La 14 Bienal de Artes Mediales de Santiago es realizada por la Corporación Chilena del Video y cuenta con el auspicio de Fundación Emian, Bank of America Merrill Lynch y PCI Comunicaciones Corporativas. Asimismo, cuenta con el apoyo de Antenna, el Instituto Francés de Chile, la Fundación Mar Adentro, Hotel Ismael y Editorial LOM. El proceso de creación de las obras ha sido acompañado por una serie de diálogos con investigadores en ciencias naturales y sociales de diversos centros académicos del país.

Los artistas y sus obras .

Sergio Larrain (Santiago, 1931 – Ovalle, 2012) Reconocido fotógrafo chileno, apreciado internacionalmente como miembro de la Agencia Magnum y autor de notables reportajes y fotolibros. Poco se conoce, sin embargo, de su creación con la pintura y la escritura. Esta exposición presenta el Kinder planetario, una instalación que da a conocer una serie de libros escritos por el artista desde la década de 1990 hasta su muerte, titulada Textos para el Kinder planetario. Intercalando imágenes, manuscritos y dibujos fotocopiados, el fotógrafo busca transmitir sus convicciones: la vida sencilla, el contacto con la naturaleza y el cultivo del espíritu a través de la meditación.

Hojas sueltas del Kinder planetario están disponibles sobre una mesa en una sala para que los visitantes puedan componer sus propios libros y continúen así la diseminación del mensaje. La propuesta es explorar los diálogos posibles entre el Kinder planetario de Sergio Larrain y la noción de jardín planetario de Gilles Clément, volcado a una profunda valoración por la diversidad y la vida. Diversas obras de la colección de arte chileno del Museo Nacional de Bellas Artes son atraídas para explorar los vasos comunicantes entre estas nociones.

COLOCO | Miguel Georgieff (Buenos Aires, 1973) El paisajista y docente de la Escuela de Versalles y miembro del colectivo COLOCO (París, 1999) se inspira en los principios del tercer paisaje y del jardín planetario propuestos por Gilles Clément. Pone en práctica una comprensión sutil de la biodiversidad urbana basada en el respeto por la naturaleza y en la necesidad de reintegrar la diversidad social a las prácticas de fomento y rehabilitación del paisaje urbano.

Su participación en la 14 Bienal toma forma de una residencia, durante la cual orientará una serie de derivas o recorridos por algunos lugares demostrativos de la biodiversidad urbana de Santiago. Esta culmina con la Asamblea del tercer paisaje, encuentro entre actores que buscan impulsar, desde diversas escalas y por medio de múltiples instrumentos, el asilvestramiento de la ciudad.

Claudia González (Santiago, 1983) Con algunas variaciones, repone la obra Hidroscopia / Loa (Cu), proyecto que resulta del trabajo de campo desarrollado por la artista en el río Loa durante julio de 2018. A partir del material recopilado, González creó una instalación sonora que invita a reflexionar sobre la naturaleza de las aguas del Loa, el río más largo y contaminado de Chile. La instalación evoca las distintas formas de vida -ya sean humanas, animales y/o vegetales-, que se enfrentan a la escasez y contaminación.

Denisse Lira-Ratinoff (Santiago, 1977) La artista presenta Umbral, obra que resulta del desplazamiento metafórico de un pedazo del mar al centro de la ciudad. Mediante proyecciones y sonido, el espectador se abre a la experiencia sensible de la extinción de especies en ecosistemas marinos, lugar insondado por las ciencias aún. La instalación busca visibilizar lo invisible al reverberar la contaminación acústica que afecta a los cetáceos y proyectarla a la sensibilidad humana.

Etienne de France (París, 1984) Para esta muestra presenta Against The Drought of Signs (Contra la sequía de los signos), una videoinstalación de narraciones abstractas que relatan las formas de crecimiento del bosque: un cine sin fin. Relatos de metamorfosis, imágenes de reciprocidad y conexión entre especies humanas y no-humanas, entre experiencias contemporáneas y ancestrales en el bosque, son el resultado de una residencia que el artista ha desarrollado desde 2018 en Bosque Pehuén de Fundación Mar Adentro.

Jorge Tacla (Santiago, 1958) Con la obra Informe de lesiones (2016-2019) constata y rememora las acciones de uno de los procesos de eliminación más irreversibles: la destrucción por medio del fuego. La quema de libros evoca la quema de bosques; la desaparición de la memoria, la destrucción de ecosistema, dos sistemas sensibles en constante amenaza de aniquilación.

Josefina Guilisasti (Santiago, 1963) Con Desborde, una obra inmersiva que supone el ingreso de elementos salvajes al Museo Nacional de Bellas Artes, nos alerta sobre el fracaso del proyecto moderno fundado en la distinción entre naturaleza y cultura humana. Representada tradicionalmente por la bidimensionalidad de la pintura, la cordillera de Los Andes ingresa al museo convertida en una escultura efímera, resultado de una profunda confluencia entre la imaginación artística, la antropología, la geografía, la historia y la cartografía.

Maia Urstad (Noruega, 1954) A través de la instalación Murmur interviene cuatro frecuencias radiales accesibles desde la segunda planta del MNBA, las que son transmitidas desde varios transmisores FM y sintonizadas por catorce aparatos de radios recolectados. Así, da lugar a la continua y oscilante onda de ruido blanco, asociada a la interferencia, que se mueve de radio a radio a través de la instalación, atravesando el cuerpo de visitantes y obras de la colección del Museo.

Nicole L’Huillier (Santiago, 1986) La artista invita a una celebración sonora a través de la obra Delira, que por medio de una composición musical dedicada a la constelación Lyra, se construye un espacio de cacofonías y vibraciones. La composición es orquestada por un quinteto de artefactos sonoros: la Orquesta parasítica alienígena, que hace ruido y, a la vez, presenta movimientos gatillados por las vibraciones del sonido, armando una fiesta coreográfica del azar, un rito dinámico de repetición y trance.

Sebastián Preece (Santiago, 1972) Con Ventana SurOriente, propone una fractura en el muro falso del Museo para revelar la ventana. La obra simula temporalmente un retorno al estado original del Palacio de Bellas Artes, diseñado a principios del siglo XX por el arquitecto chileno Emile Jéquier e inaugurado en 1910, con motivo del centenario de la República. Con este gesto, Preece deja que la luz natural vuelva a entrar a un espacio interior que, como casi todos los lugares urbanos que habitamos, privilegia el control de la iluminación a través de redes eléctricas.

Agencia de Borde | Paula Salas (Santiago, 1982), Sebastián Melo (Santiago, 1976) y Rosario Montero (Santiago, 1978) Este colectivo presenta Eucaliptus, archivo sonoro, instalación compuesta por un conjunto de árboles juveniles de 30 cm de alto, formando una suerte de plantación forestal a escala, acompañada por una serie de relatos sonoros basados en registros públicos sobre esta especie. ¿De qué manera la tecnología juega un rol en la mediación de nuestras experiencias de paisajes? Es una de las preguntas que investiga este colectivo.

Sobre la 14 Bienal de Artes Mediales de Santiago

Creada en 1993 por la Corporación Chilena de Video, la Bienal de Artes Mediales de Santiago constituye un encuentro entre arte y tecnología. Su décimocuarta versión, se realiza de agosto de 2019 a enero de 2020, y está dedicada a observar, pensar e imaginar El cuarto mundo, un lugar que nos permite reflexionar sobre el actual estado de relación entre humanos y ecosistema.

El encuentro ha generado una red de exposiciones, cineforos, charlas y conversatorios que se expande por veinte lugares de Santiago. Junto a las exhibiciones, se compone de dos programas que buscan generar una experiencia de reflexión y participación con los públicos: la Escuela de la Intuición, programa de mediación y gestión del conocimiento, que profundiza en métodos e inspiraciones para despertar la intuición colectiva; y Campos Magnéticos, programa público compuesto de encuentros, performances, asambleas y conciertos, realizados por artistas nacionales e internacionales.

Lugar Museo de Bellas Artes

José Miguel de La Barra 650 

Hasta el  17 de noviembre 

Related posts

EXPOSICIÓN PERMANENTE AMÉRICA PRECOLOMBINA EN EL ARTE

David Correa

LITTE JA GOABDDÁ [DRONES Y TAMBORES]

David Correa

Tres artistas subvierten los estereotipos de la mujer en Galería BAJ RM

David Correa