Image default
Exposiciones

La Pequeña Historia Del Automovilismo.

Espacio O te invita a la inauguración de “La Pequeña Historia Del Automovilismo” de Alfredo Da Venezia.

Hay bastante coincidencia entre los historiadores en que la influencia francesa ha sido determinante en el devenir de la historia de nuestro país. La conformación política de la República, el refinamiento de la aristocracia con su versión criolla de la belle époque, la arquitectura neoclásica del centenario refrendada en los apellidos de ascendencia gala de sus autores, y de un salto a la segunda mitad del siglo XX, los ecos del Mayo del 68, el levantamiento social que marcó a toda una generación y que deja un extraño sabor de boca cuando se piensa en la palabra revolución.

Hasta este momento se ha hablado de aristocracia, arquitectos academicistas, políticos e intelectuales que recibieron y ejercieron esa influencia traída desde el país europeo, pero ¿De qué manera y cuándo se puede pensar que aquel influjo pudo haberse manifestado en la clase media chilena?, grupo humano un tanto ajeno a las eruditas discusiones del mayo francés y todavía más lejano de los conspicuos espacios y objetos de esa añeja aristocracia afrancesada.

Es aquí donde la propuesta artística de Da Venezia presenta una forma alternativa de contar esa historia.

Los colores coincidentes de ambas banderas -la francesa y la chilena- se reconfiguran en imágenes y objetos que dan cuenta de esa influencia y su apropiación, centradas en un objeto en particular: el automóvil de origen francés y su alcance cotidiano en la población chilena de las décadas del sesenta y setenta.

Estamos hablando de dos marcas y modelos: el Citröen 2CV y el Renault 4L, rebautizados en nuestro país como Citroneta y Renoleta respectivamente, en un acto de apropiación del lenguaje donde el acento francófono queda relegado a un segundo plano al chilenizar las marcas galas mediante el sufijo “eta”.

Estos modelos empatizarán con los movimientos sociales de un Chile de patillas y solapas anchas, otorgando al tan ansiado vehículo una funcionalidad tanto utilitaria de carga, como de ocio para el transporte familiar, retratado en fotografías de veraneo como un miembro más de la familia, de aquellas que usaban ese mantel a rayas rojas y blancas que desde una posición horizontal en la mesa chilena, ahora se dispone en los muros de la sala en imágenes que otorgan un nuevo contexto a la maqueta embanderada de una Renoleta (no un Renault 4L), que pareciera dirigirse a una concentración política o a un partido de fútbol, destinos indistintos de este vehículo popular que aparece repetido y reproducido tridimensionalmente en el piso, atravesado con un led blanco que junto al azul del mítico Citröen DS que antecede su marcha, vienen a completar en el piso la trilogía cromática común representativa de ambos países.

Mientras Renolas o Citrolas (derivada aún más familiar de los nombres franceses) recorrían las calles chilenas de cualquier día otoñal de mayo del año 1968, las calles parisinas se hacían célebres por los registros fotográficos donde los DS dejaban de ser objetos de deseo para convertirse en material de barricadas. Esta historia en color YKB, la narran las imágenes que vendrían siendo el origen del arco de circunferencia que describe el recorrido de los autos- piezas-escultóricas del piso, que desde la barricada revolucionaria, se dirigen a la metáfora del Chile cotidiano retratado en rojo.

De esta manera, mediante colores, imágenes y objetos, la obra de Da Venezia nos da cuenta de la influencia francesa cotidiana en el Chile de la segunda mitad del XX, aquella que se resignifica desde lo culto hacia lo popular, hilando un relato visual que también nos cuenta de una revolución que nunca llegó: ni en las calles parisinas ni en la sociedad chilena.

Inauguración: Lunes 29 de abril de 2019, a las 19.30 horas
Cierre: Miércoles 22 de mayo de 2019
Horarios: Lunes a viernes: De 11 a 19 horas / Sábado: De 11 a 14 horas
Dirección: Villavicencio 395, 3er piso, Barrio Lastarria, Santiago

Related posts

Los Amantes de la Cordillera

David Correa

Museo TALLER

Taty Mella

DESNUDOS & ROSTROS de Patricia Perez-Raudez

Taty Mella