Image default
Exposiciones

SACRIFICIO

La necesidad urgente de preservar aquello que está desapareciendo ante nuestros ojos: luego de años investigando tradiciones textiles, en esta instalación Juana Gomez se enfoca en aquello que está en la base de todo el sistema ecológico, alimentario y humano: la tierra. Mediante piezas de cerámica, greda y porcelana, Juana Gomez preserva las huellas de un presente que está al borde de la extinción: osamentas y craneos animales, flores, hojas, costillas, plantas, hongos, raíces, semillas, órganos y huesos humanos. Objetos frágiles y efímeros recogidos por la artista desde el suelo son rescatados y replicados en barro, tierra y arcilla. Luego de pasar por el fuego, se vuelven piezas duraderas, testimonios de un pasado ofrecidos como un sacrificio sobre un círculo de tierra quemada.

La obra de Juana Gómez se caracteriza por una búsqueda de lo escencial. Si en su trabajo textil buscó replicar las estructuras que unen y rigen a los sistemas biológicos y no biológicos, mostrando las redes de flujo en el cuerpo, las venas, arterias, pulmones y neuronas, en Sacrficio, su primera exposición en NAC, cambia los hilos por la cerámica para realizar una arqueología de lo vivo.

Gomez busca replicar y preservar un mundo natural en rápida extinción, modelando todo aquello que pasaba por sus manos. En la ecléctica colección de piezas se demuestra su interés por continuar estudiando las formas predominantes de la naturaleza, para hallar los factores comunes que unen la biología, la morfología, la anatomía y la antropología.

La instalación es una forma de rescatar pequeños despojos que quedan de un mundo natural en constante pérdida. Es un inventario personal de las huellas del tiempo, de todo lo que el ojo no ve por su excesiva familiaridad. También es una formar de rendir tributo y salvaguardar una realidad como quizás no volvamos a conocer.

Fuego y tierra, hueso y agua; los materiales que constituyen la instalación poseen una fuerza primitiva que el hombre siempre ha considerado sagrada. Pero esa consciencia se ha perdido. El Sacrificio de Juana Gomez es un recordatorio, una advertencia, un rescate y una ofrenda personal para volver a sacralizar lo mundano, lo pasajero y lo efímero; lo primordial.

Juana Gómez
Viña del Mar, Chile, 1980.

Artista de la Universidad Católica (2005), su primera exposición individual, Hábito (2006), la realizó en la Perrera Arte por medio de la Municipalidad de Santiago. Constructal (2016), su segunda exposición individual, la Isabel Croxatto Galería y en 2017 vendría Distaff, su tercera individual y la primera en el extranjero en Michael Hoppen Gallery en Londres, UK. Además ha participado en varias exposiciones colectivas en Chile y el en extranejero, así mismo en ferias como: Photo London, Photo Paris, Art Central Hong Kong, Art Lima. Actualmente pertenece a varias colecciones privadas entre las que destacan Colección Ca.Sa y The Private Museum, Singapur.

Del 17 de octubre al 16 de noviembre.
Fecha inauguración: Jueves 17 de octubre, 19:30 hrs
Galeria Nac
Direccion: Vespucio norte 2878, Vitacura

Related posts

Sheila Hicks, la artista textil más importante del mundo, llega al Museo Precolombino

Taty Mella

El tercer paisaje

David Correa

Culturas y miradas del arte contemporáneo de Asia, Australia y el Pacífico

David Correa